© 2019 keiko u. chaffee

  • s-facebook

La Acupuntura se puede utilizar en casi todas las patologías. Pero los efectos más directos se ven en las patologías funcionales, es decir, donde aún no existe una lesión orgánica. Es espectacular que un dolor que haya estado produciendo un sufrimiento considerable desaparezca en unos segundos, como por ejemplo, sucede en muchos casos de ciática. En otros casos hay que esperar algunas sesiones para sentir mejoría, como en personas hipertensas.

Al trabajar la energía, al tiempo que se trabaja sobre la patología por la que el paciente ha venido, se está trabajando sobre la energía de todo el cuerpo. Muchas veces los pacientes comentan que una afección que no estamos tratando específicamente ha desaparecido, ya que la energía del cuerpo en su totalidad ha mejorado.

En casos en que no exista una lesión orgánica, la acupuntura es muy efectiva. Se utiliza con éxito entre otras patologías en:

Dolores articulares y musculares
Estrés
Síntomas inespecíficos
Dolores cervicales, vértigo y contracturas
Dolores dorsales y lumbares
Ciáticas
Alteraciones digestivas: estreñimiento, colon irritable, etc.
Hipertensión
Cefaleas
Dismenorreas, etc.